La razón por las que se hace énfasis en la información con respecto a la enfermedad de Lyme crónica es debido a sus consecuencias. Este padecimiento, ocasionado por la bacteria Borrelia burgdorferi, puede llegar a ocasionar problemas graves si logra convertirse en crónico. Algunos de ellos son las dolencias de mayor magnitud y un empeoramiento notorio en los síntomas.

La organización mundial de la salud determina que una enfermedad pasa a ser crónica cuando tiene una larga duración. Otro factor que es tomado en cuenta en este tipo de casos es su posibilidad de contagio, además de su evolución. La enfermedad de Lyme particularmente se considera crónica cuando existen varios padecimientos asociados a la misma.

Precisamente debido a que la enfermedad de Lyme crónica es una combinación de varios malestares es que los especialistas no reconocen su existencia. Este tema es sumamente debatido a nivel internacional, a tal punto que menos del 5% de los médicos hace un diagnostico al respecto. El resto prefiere tratarlo como patología juntas que son consecuencia de la prolongación del tiempo.

A pesar de lo anterior se pueden determinar algunos síntomas característicos de la enfermedad a nivel crónico. Es fundamental reconocer que este punto llega debido a que existe un avance de la enfermedad que ha tomado meses o incluso años. De hecho el diagnostico es realizado mediante estudios especialmente diseñados para esta etapa del padeciendo.

Síntomas de la enfermedad de Lyme crónica

Como se menciono anteriormente, la enfermedad de Lyme crónica se caracteriza por ser el conjunto de varios problemas. Particularmente uno de los más comunes, que puede verse como un síntoma, es la artritis. Esta afección en particular continúa en el organismo, a pesar del uso de los tratamientos pertinentes.

También puede presentarse en etapa enfermedades como el síndrome de lupus o la hepatitis. Igualmente son menos comunes el estrabismo o la trombosis, pero por ello no deben ser ignorados al realizar un diagnostico. Cada uno de estos padecimientos puede variar dependiendo de cada paciente.

El sistema nerviosos central es uno de los mayormente afectados en el nivel crónico de la enfermedad de Lyme. Síntomas como la pérdida de memoria, falta de conciencia, los trastornos de sueño y los cambios de ánimo son especialmente relevantes en este estado. De esta manera se puede determinar que el paciente pierde muchas de sus cualidades en esta área en específico.

Tratamiento de la enfermedad de lyme crónica

Al igual que con el diagnostico, el tratamiento de la enfermedad de Lyme crónica, es profundamente debatido. Los médicos coinciden en que este malestar en sus primeras etapas debe ser tratad con antibióticos. Pero al llegar a su tercera etapa las opiniones suelen diferir.

Algunos especialistas recomiendan la prolongación de los antibióticos en esta etapa, en búsqueda de la erradicación de la bacteria del organismo. En cambio otra posición que hay al respecto es que esto no debe hacerse ya que el cuerpo desarrolla inmunidad a ciertos medicamentos cuando su uso se prolonga por mucho tiempo.

Antes de comenzar cualquier tratamiento para este padecimiento se sugiere que haya varias opiniones médicas. Los especialistas deberán analizar el caso y determinar si es necesaria la terapia antibiótica intravenosa. En el resto de los casos se recetara una solución adaptada a las particularidades de la enfermedad en esa persona.